Una esclava llamada Leia

Sigo con mis Pin Ups de Moleskine, en este caso de uno de estos personajes que todo ilustrador friki ha retratado en algún momento. Correría el año 1984 u 85 porque a pesar de mi afición posterior al cine, toda la saga de Lucas la descubrí en VHS y en orden inverso así que creo recordar que El Retorno del Jedi fue la primera de todas que ví. Por supuesto no se parece a Carrie Fisher pero claro, tampoco va vestida ni tiene los mismos atributos que la mítica hija de Debbie Reynolds. Nunca tan poca carne despertó tantas pasiones.

Y digo yo ¿como es que a Sideshow no les ha dado por sacar una figurilla de Leia de esta guisa?  Mmmmmm…. Nota mental: recordar esto la próxima vez que coja la Sculpey.

Anuncios

Star Wars Stencils

Sigo con la caza de stencils, el otro día casi de casualidad me topé con una curiosa imagen y me dió por hacer una sencilla busqueda mezclando una de mis nuevas aficiones, con una de las viejas. Igual un día me animo a hacer uno:

Sigue leyendo

El maestro Yoda

Uno de los episodios que más detesto de mi adolescencia (y detesto muchos) fue cuando me empezó a entrar esa fiebre por deshacerme de todo lo que representaba la niñez, ese periodo en el que para afianzar tu hombría en lugar de dejar de aplastarte los granos te da por tirar juguetes. En esa limpieza étnica de la que también tuvo culpa la falta de espacio (todo hay que decirlo) cayeron mi muñeco de Mazinguer Z de un metro de altura, todas las revistas del Petete (se salvaron los Libros Gordos), el scalextric (de esto también tuvo la culpa mi padre que clavó literalmente el circuito haciendo un ocho a una tabla, subsistió mientras hubo espacio debajo de la cama) y muchos más pero lo que más dolió fueron los muñecos de Star Wars.

Tenía por aquel entonces un amigo que no lo era tanto pero yo aún no lo sabía, un amigo que siendo consciente de mi debilidad me empujó hacia el lado oscuro: Sigue leyendo