Coleccionistas

Para algunos es un negocio, para otros pura nostalgia pero está claro que el coleccionismo es un fenómeno que alcanza a todo el mundo. Los deuvedés edición simple/dos discos/coleccionista/de lujo, las cacharrerías en que se han convertido los kioscos, los precios astronómicos de cualquier porquería sólo porque es antigua, el tener que buscar el periódico entre la maraña de coleccionables, suplementos, bonos para la vajilla de la Cartuja o la última enciclopedia sobre la semana santa de Sevilla (que digo yo que con tallas de tantos siglos en algunos casos, ya estará todo escrito).

Yo he coleccionado de todo, y de todo me he cansado; sellos, pegatinas, fascículos, pines, hasta gafas rotas iba acumulando en un cajón hasta que rebosaban (y es que tenía una ingente producción de material al respecto). Con los años y exceptuando algunas frikadas (que mi señora afirmaría que son numerosas y caprichosas) he dejado el noble arte del coleccionismo compulsivo que a veces queda separado por una delgada línea del síndrome de Diógenes.

come-tortilla.jpg muppets-pacovampiro.jpglittlemary.jpg

El único capricho que me permito últimamente y no es por coleccionismo sino pura nostalgia es guardar algo de cada uno de los rodajes en los que participo. Se acaba de cumplir un año del rodaje del cortometraje “Hendaya, cuando Adolfo encontró a Paco” y hasta la semana pasada lucían en mi pasillo las lámparas que otrora adornaran el vagón de Hendaya que han sido sustituidas por otras más modernas y más caras. Conservo los periódicos que hice para los créditos de “El contrato“, los muppets de “Paco el Vampiro” y por supuesto Mary, la protagonista de “Todo lo que quiero para Navidad” que próximamente Tubearé. Quien sabe, tal vez algún día tenga para abrir un museo.

coleccion.jpg
Anuncios

5 pensamientos en “Coleccionistas

  1. Eso no es coleccionismo, es saber apreciarte.
    El trabajo bien hecho siempre merece una recompensa.

    Por cierto que tu mujer estará contenta con eso de que ya no colecciones gafas rotas. Me estoy imaginando la situación…

  2. Yo nunca coleccioné nada.
    Incluso hice el esfuerzo de coleccionar algo sólo para decir que lo hacía y no encontré nada que coleccionar.
    Si hay algún psicólogo cerca que me lo explique por favor.

  3. Oooohhhh!! si tiene todavía a Mary…

    Yo por mi lado, no se ni las cosas que colecciono… entre comics (calculo más de 3.000), películas dvd (unas 250 de momento) pelis pirata (ni se sabe) discos de música y frikaditas varias…

    como que tengo una habitación sólo para eso, y ya no me caben más cosas… lo que más aprecio son mis TENTE y mis comics de Alan Davis

    qué grande el mundo del coleccionismo!!

  4. Job, que ya no coleccione gafas no quiere decir que no las siga rompiendo.
    Cuando escribas la novela Danilac yo te la ilustro…. si veo algo.
    π no te hace falta, ya tienes a tu esposo que en sí es una colección de patologías obsesivo-compulsivas.
    Pocus, espero con ansia el día que pueda entrar en tu sacrosanta casa, prepararé el látigo y el sombrero de Indi para la ocasión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s