Kioto sobre dos ruedas

Kioto, a pesar de su enorme extensión es una ciudad bastante más asequible que Tokio, sus edificios, generalmente bajos y su disposición en cuadricula, la hacen bastante fácil de dominar para el turista. Tiene dispersos por la ciudad cientos de templos y Toris, te los encuentras a la que doblas una esquina, unos están muy bien cuidados, llenos de turistas y con entradas de pago y otros son simples templos de barrio bastante descuidados a los que la gente va para hacer su petición a los dioses.

La ciudad está dominada por las bicicletas, de hecho paseando por las aceras tienes que tener ciudado para que no te arrasquen la oreja con un manillar ya que pequeños y mayores van esquivando peatones sin ningún pudor (y nuestro alcalde haciendo tantos esfuerzos para darnos un carril bici). Una cosa es clara, cuando suena el timbre de una bici la gente se aparta rápidamente para dejar paso (en mi pueblo cuando haces eso te miran mal y se cagan en tus muertos)

 Impresionantes son los párkings para bicicletas, sólo había visto algo parecido en Holanda y Alemania. Y muy recomendable el alquiler de bicis para hacer turismo por la ciudad.

 Despues de cuatro días pateando la city de punta a punta creo que no hemos visto ni la mitad, pero bueno, es un pretexto para volver algún día.

Anuncios

4 pensamientos en “Kioto sobre dos ruedas

  1. Oseáse, que aquello es chico, pero la Colonia Iulia Romula Hispalis, no la sabemos andar. Un poco de práctica y dominarás el Casco Antiguo tan bien cono las calles de Kyoto.
    Por cierto, los templos de barrio ¿equivalen a las parroquias de idem? ¿Tiene viejas devotas? ¿Hay maris en Japón? ¿Van en kimono tipo batita pá ir a comprar el pan?¿Tiene bigote?¿Cómo se monta en bici con un kimono puesto? Por cierto, qué pies más feos, miarrrrmaaaaaaa
    ¿Esa señal es exclusiva del Código de Circulación japonés? Lo digo porque en mi libro de la autoescuela no viene (Y ese tema me lo sé). Oye, mucho cuidado, porque mañana llega -y por la acera- la hermandad del Rocío de Kioto, famosa donde las haya, por su colorido y grassia de sus hermanos.
    Bueno, lo del carrilbici compartido aquí ya es una realidad, hay lugares donde comparten -no muy civilizadamente, por cierto- peatones y bicis y árboles con sus arriates en tol medio. ¡Viva la ciudad de las personas! (espachurrás por las bicis)

  2. ¡NIÑOS! ¡bienvenidos!¡Qué guay, qué envidia de la sana sanísima! mil besosgordos (por cierto, la boda más divertida de las que he estado, y no sólo porque haya sido la única….)
    Pues eso, que domo arigato y esas cosas, besazos a la lulu, y mis disculpas por no haberme personado en plena otitis para apechugar 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s