Interludio

Pigmaliónel grito (boceto)

estructura machin

Hacer una escultura no es igual que hacer un cuadro, y antes de que me echéis a los leones por semejante obviedad dejadme que me explique. No me refiero a los aspectos cromáticos o volumétricos de las distintas artes, ni siquiera a las diferencias de composición o temática que exigen cada una. Me refiero más a aspectos técnicos.

fundicion1.jpgfundicion3.jpgfundicion2.jpg

A ver, toda obra sigue unos pasos comunes, un gérmen o idea, un desarrollo intelectual, introspectivo, un desarrollo físico en forma de boceto (sea en lápiz o en barro), una preparación del soporte (tabla, lienzo, armazón para barro, materia prima a tallar, etc…) y una ejecución que comienza desde lo general y poco definido hasta concretizarse con el detalle que quiera (o pueda) el autor. Hasta aquí, pintura y escultura caminan de la mano, pero una vez hecho el trabajo puramente manual de la ejecución de la obra de arte y antes de lucir orgulloso en la pared o peana de su destino final, la obra ha de prepararse, vestirse, maquillarse, como una novia camino del altar.

 

 

fundicion4.jpgfundicion5.jpg

La pintura, en sus estilos más tradicionales, como mucho suele requerir una mano de barniz (paso obsoleto con las pinturas acrílicas) y un marco (elección que por cierto no es nada fácil). A la escultura sin embargo aún le queda un tedioso camino tan largo como el que le ha conducido hasta allí. Los barros han de secar con mimo y lentitud para evitar la aparición de grietas, luego al horno y que sea lo que dios quiera, las tallas (en su mayoría) se han de lijar con esmero, los bronces pasan por un molde, una versión en cera que resulta odioso repasar, otro molde de arena, fundición y un resultado bastísimo en bronce que dista mucho de la obra final. Una vez llegado a este punto, casi sin excepción, la escultura requiere de una pátina o policromía y una peana que, al igual que el marco en la pintura, dice mucho de la obra que sostiene.

Crisol

Con esto quiero que os hagais una idea de a lo que se enfrenta un escultor cuando tiene que preparar una exposición, mucho tiempo después de finalizado el trabajo creativo, aún se encuentra delante de la novia preparándole el tocado y el velo para llevarla al altar. Y en estas andaba el escultor que os presentaba ayer, lijando maderas y ultimando pátinas a TRES DÍAS de la inauguración de la feria de arte cuando recibe la llamada del galerista (no, no era Robert Hindell).

cascarilla

Se sale del estudio para disponer de mayor cobertura y vuelve 15 minutos después con cara de tonto y el dedo clavado en el botoncito rojo del móvil:

-Ehhhh… que exponer en Artesevilla cuesta dinero!

-Claro, ¿o tú te creías que esas cosas son gratis?

-No, no, que me cuesta dinero a mí. Que el trozo de exposición que ocupo lo tengo que pagar, además de los gastos de catálogo.

A esas alturas yo andaba como Lidia, la amiga de María la de los crisantemos (oish,oish,oishhhhh qué barbaridad!!)

-Comoloestásoyendo, que aún no tiene la cantidad exacta, a los pintores que lleva les cobra en torno a 200 y 300 euros pero a mí ya me lo dirá cuando le lleve las piezas…

¡¡¿¿??!!

Hombre señores galeristas, yo sé que ustedes no comen del aire, y que esto es al fín y al cabo un negocio como lo es una panadería pero olvidándonos de aquella tontería que decía yo anteayer de asociar arte y pasión desinteresada (era broma, es que me había tomado un poco de roscón de reyes caducado y empecé a pensar cosas raras) … a ver, esto huele raro ¿no?

De manera que todo negocio tiene un riesgo, hasta la panadería (que como la montes en un barrio muy pijo te compran los tomates de dos en dos) pero si tú vas a un evento de estos, le alquilas por adelantado el espacio y el catálogo a los artistas (que suelen tener una mano delante y otra detrás) y luego cobras entre un 35% y un 40% de cada venta…

 

…¡Coño! ¡me sale todo beneficio! ¿Que los mecenas del renacimiento se dedicaban a mantener a un tío toda su vida a cambio de un mínimo de producción artística? Baaaaahhhhh!!! ¡eso era antes de entrar el Euro! Ahora los tiempos han cambiado!

Ya, ya sé que me he enrollado mucho para llegar hasta aquí, pero es que la historia aún no ha acabado, a estas horas el escultor está entregando cinco piezas en el stand que inaugura hoy. Mañana tendré más noticias frescas y quizás termine la historia de María y el informalismo abstracto. Gracias por la paciencia.

Maguilla

Continúa en:

Informalismo abstracto (epílogo)

 

Anuncios

8 pensamientos en “Interludio

  1. La respuesta está en hacer esculturas muy pequeñas. X-DDD
    Lo mismo con los cuadros.
    Lo malo es que hacer un sello o una bolita de plastelina, igual no está de moda, que es lo que realmente importa en el arte y las panaderías.

  2. Vamos que todo esto de la Hindell además de para hacernos reír, lo has puesto para que supiéramos como os sentís los artistas en este mundo de galeristas con hambre de euros 😉

  3. Pozí Isthar, es que a la mínima que te descuidas viene un listo y te quiere tangar. Pero da igual que sea alcalde, galerista o cualquier muerto de hambre, les encanta cuantificar tu trabajo como si fuera un kilo de papas.

  4. Es lo que tiene todo el tema de los intermediarios y cuando el dinero tiene más valor que el dinero y en el arte eso es algo muy pero que muy común.

    Mi profe de dibujo decia que no era bueno porque no vendia sus obras que su compañero de estudio si que era bueno, que sus cuadros eran horribles pero que cada un que hacia lo vendia mas caro que la anterior 🙂 Todo un personaje mi profe de dibujo por cierto.

    Oye, superinteresante las fotos del proceso de crear una estatua. Animate a hacer un post explicando los pasos con afotos y eso :);)

  5. Mmmm… las tres primeras no tienen nada que ver con el resto del proceso pero no es mala idea. Lo que pasa es que ahora….
    …¿te vale si lo hago con un vagón de tren? es que es en lo que ando liado ahora

    En cuanto a tu profesor, creo que le faltaba un poco de autoestima, yo llevo años sin vender y no me siento mediocre por ello, vivo de otra cosa y cuando modelo hago lo que me da la gana seguro de no tener que contentar a ningún público para llegar a fin de mes.

  6. el otro dia “paseaba” por un museo y pensaba para mi mismo que cuanto artista dotado habría quedado en el camino hacia las salas por las que yo andaba.

  7. Falta de autoestima?? No, no. Simplemente se reia de el mismo y de nosotros que eramos unos pimpollos que le preguntabamos si era bueno porque vendia lo que pintaba…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s