Se armó el Belén

Sagrada Familia

Ya está, o se montó un Cristo, o cualquier chiste fácil. Titus, Vico y Elphidia se han empeñado y no he podido evitarlo. Que querían poner un portalito y se me han vestido de santitos. Porque claro, como en el colegio cuando llega la función de Navidad, ellos no querían ser pastorcitos o angelillos, noooo, ellos los protas. ¡Cuantas envidias despertaban las elegidas para hacer de Vírgen María! que por cierto solían ser las guapas de la clase. Ahora que lo pienso, la elección debía ser algo así como las reinas del baile de las pelis yankis.

A mí me tocó de pastor, claro, no era guapo, no era popular, y me tocó un secundario. Fué mi primer contacto con el mundo del teatro y mi padre no lo olvidará en la vida. Y digo esto porque la función era justo a la hora en que se jugó el mítico España-Malta del 12 a 1. El salón de actos lleno de niños alborotados, madres emocionadas y padres colgados de sus transistores cagándose en toa la casta del listo al que se le ocurrió poner la función de Navidad ese día.

Aunque no soy futbolero me puedo imaginar la angustia de mi padre ese día escuchando el goteo de goles. Para colmo, por si acaso se había puesto en la entrada del salón igual que hace en las bodas (costumbre que he heredado… cuando me dejan) y se pasó toda la función encendiendo y apagando las luces del salón de actos ante los requerimientos del tipo del micro cada vez que empezaba una actuación:

-¡A continuación Clara Sánchez de 4ºC interpretará un tema de Madonna… Holidayyyyyy!!!!!!!!! ¡Un fuerte aplauso!!! Ehhh…. por favor, los de la entrada ¿podrían apagar las luces? gracias.

Y así transcurrió la velada, en cuanto a mi actuación, una de las gemelas se olvidó de darme el pie a una de mis frases y por lo tanto no le pregunté a San José nosequé pollada sobre el niñoDios y don Francisco me echó una sonora bronca.

En cuanto a mi padre, nunca volvió a verme al teatro.

Y todo esto era para decir que hoy cambiamos a un banner navideño.

Anuncios

2 pensamientos en “Se armó el Belén

  1. Peor fue mi estreno sobre un escenario, que en la función navideña del colegio cuando tendría unos seis años, me tocó hacer de regalo de navidad, con una caja como cuerpo y un horrible y tremendo lazo rosa en la cabeza.

    Todavía no me he recuperado de aquello te lo aseguro, es ver un lazo rosa y me dan sudores fríos…

    Me gusta el toque navideño personalizado 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s