Pasen y toquen

La Universidad de Granada ha inaugurado la exposición “Obras Maestras del Patrimonio de la Universidad de Granada” en el que además de la visita habitual se ofrece la posibilidad a personas invidentes de explorar las obras a través del tacto mediante diagramas táctiles, modelos en bulto redondo de los cuadros, etc. Las obras afortunadas son “Sagrada Familia con San Juanito” y un par de bustos y un desnudo escultórico. Además se realizarán talleres para que los invidentes representen en arcilla y plastilina la obra que acaban de conocer.

diagrama tactil

Iniciativa loable y envidiable, la pena es que sólo puedan disfrutarlo personas ciegas. La escultura no debería estar restringida a la contemplación. El mármol de Bernini, los bronces de Rodin o el látex de Louise Bourgeois deben ser apreciados con los cinco sentidos por el común de los mortales, puedo decir con orgullo que yo he “tocado” a dos de esos genios (a pesar de las medidas de seguridad)

Luego nos extrañamos de que la gente siente el arte como algo muy ajeno, con cinco policias vigilando el Guernica día y noche (y no digo que no sean necesarios), uno se siente que está en un bis a bis carcelario más que contemplando una de las obras maestras de la pintura universal. Y mientras tanto, las tristes figuras en blancos y grises pensarán: Dejad que los niños se acerquen a mí!

Choff

 

Anuncios

2 pensamientos en “Pasen y toquen

  1. Lo malo es que si dejaran tocar las obras de arte al populacho, acabarían con ellas en menos de lo que canta un gallo. ¿Has visto las típicas esculturas en las iglesias en las que si tocas el pie o la mano del santo de turno, tendrás una suerte divina y cosas por el estilo? Acaban completamente degradas… Imagínate el precioso Guernica destrozado por las manazas de piaras de niños de excursión del colegio. Un asco, oiga.

    Por cierto, no puedo enviarte el soborno por votarme en el concurso de la erotomaníaca, porque no tengo tu email, y por aquí no anda publicado. (¿O sí?) ¿Me mandas un email? Gracias!

  2. Claro, la cuestión es no convertir esa experiencia tactil en un rito fanático-religioso. También he pensado en esas esculturas que dices (en el vaticano, en bruselas, en cualquier iglesia de cualquier pueblo) pero existen miles de obras que pueden ser tocadas a diario y no por ello “se gastan”.
    Yo abogo por tocar las obras con curiosidad y respeto, no por dejar que una treintena de niños haga de las suyas en un museo. Como diría Epicuro, la virtud está en la moderación.

    PD:Danilac, no te he votado por el soborno si no porque me pareció brillante el cuento… pero mi mail esta en “sobre Pigmalión”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s