Pigmalión

Me llamo Pigmalión y soy hijo de dioses.

Se me ha dado el poder de convocar las formas que, inertes en las cosas, se tornarán en vida.

Y no hallo la manera de darte a tí esa vida.

Transmuto el fango en oro, la roca en pedrería.

Del barro de mi suerte amaso una fortuna que sólo a dos de mil les otorgan los hados.

Y no hallo la manera de darte a tí la vida.

Lo intenté con la espuma que brota del hastío.

Desazones de escoplos, soledades de esbozos.

Incluso con arenas del tiempo transcurrido.

Y no hallé la manera de darte a tí la vida

Amasaré de nuevo la materia fallida.

Humedeceré la arcilla con el llanto de mi espera.

Se pudrirá si no te encuentro… Galatea.

Galatea

Anuncios

2 pensamientos en “Pigmalión

  1. Pingback: La entrevista del aniversario « Titus Magnificus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s